Xena


Autor: Makadamia

     Xena es nuestra mascota del fansite, una criatura mística que nació con la esperanza de transmitir perseverancia a los tibianos y con el objetivo de mostrarles que luchar por lo que se quiere es el único método seguro de obtenerlo. Se dice que es un símbolo de perseverancia y suerte.

Origen:

     Una entre tantas tardes me encontraba jugando con las mariposas de esta espesa selva de Tiquanda, cuando comencé a escuchar un sonido que jamás había oído en los alrededores; al principio me asusté y enseguida desaparecí, pero luego me relajó tanto y me hizo sentir tan feliz que no pude evitar acercarme a ver de qué se trataba. Noté que provenía de una pequeña caja que poseía un hombre a su lado mientras reposaba cerca de un arbusto en la selva, que debo acotar se veía cansado y cargaba consigo un gran bolso, que al olerlo, supe que contenía una Jungle Bells Plant, y además, del otro lado tenía varios cuerpos de mariposas en otro bolso lo cual me impactó pues como sabes soy muy amiga de las mismas. Sin embargo, me quedé un largo rato sentada escuchando aquella melodía, hasta que el joven se levantó y comenzó a caminar desesperadamente entre los árboles; como si algo buscase, pero al caer la tarde siguió por el camino del río de regreso a la ciudad sin éxito alguno.

 
     Al día siguiente escuché el mismo sonido, y al acercarme otra vez, vi que aquel hombre del día anterior ya no estaba sólo. Traía un compañero, que según escuché en su conversación, se trataba de un coleccionista que conoció en la taberna de Clyde mientras tomaba una cerveza, y a quien le comentó que andaba en la búsqueda de tres plantas que la Explorer Society le encomendó, a su vez, aprovechaba de atrapar tres tipos de nuestras mariposas que al parecer no son muy comunes de encontrar en el resto del mundo. Entonces este osado sujeto inoportunamente abordó al explorador, y le escuché decir que decidió acompañarlo en su búsqueda con el fin de capturar una cobra para disecarla y agregarla a su repertorio.


     "Está comenzando a caer la noche, pero esta vez tengo pensado quedarme, siento que pierdo mucho tiempo durante el camino hasta acá y mañana tengo que regresar a rendir cuentas de mis hallazgos" - dijo el explorador, a medida que preparaba una especie de cama, sin embargo, al coleccionista pareció no gustarle esta idea, por lo cual de inmediato recogió sus cosas y emprendió el rumbo de regreso a casa. "Y recuerda mantenerte cerca del río, más de uno se ha perdido selva adentro, y sólo su curso te servirá de guía a la hora de tu regreso a la ciudad" - Le gritó cuando estaba a punto de perderlo de vista. 


      Insistí en cuidar su sueño, porque si se le acercaba alguna Carniphila o algún Cocodrilo de seguro no desperdiciarían la oportunidad de devorarlo mordida a mordida, pero no transcurrió mucho tiempo cuando un temblor muy fuerte y desconcertante no me dejó más remedio que correr selva adentro a ver qué sucedía.


     A la mañana siguiente no pude acercarme a ver si el explorador seguía vivo, pues un caos se armó desde la madrugada en la selva, una manada de elefantes aturdidos corría desesperada buscando al culpable de la muerte de uno de sus integrantes. Todo llevaba a deducir que un hombre quiso matar a uno de ellos con el fin de extraerle los preciosos colmillos de marfil, los cuales he escuchado decir son valiosos entre los humanos, pero es un misterio que aún no he logrado descifrar. Me encontré con una pequeña mariposa azul y decidí enviarla a guiar al explorador hasta las plantas exóticas con las que aún no se había topado, ya que si permanecía aquí un tiempo más, sabía con certeza que su vida correría un gran riesgo.


     Temía por la mariposa ya que no me gustaría que fuese atrapada como las anteriores y para cerciorarme de que todo saliese bien la acompañé guardando una distancia prudencial con la esperanza de que él la siguiera.


     El explorador sorprendido tomó los ejemplares de las plantas, que a juzgar por la alegría reflejada en su rostro, eran justo lo que necesitaba encontrar. No tardó en desconcertarse por no saber el motivo de la ayuda de aquella mariposa, ¿había sido simple casualidad o lo llevó allí intencionalmente? - se preguntaba. Cerca del mediodía emprendió su viaje de regreso al campamento donde pasó la noche para así poder comer algo, pues debía recobrar energías para el regreso a Port Hope.

     Estar cerca me permitiría salvarlo en caso de que los elefantes decidieran atacarlos al toparse con el campamento, yo había estado con él, y sabía que no era responsable de lo que sucedía. El coleccionista en lugar de quedarse en la ciudad de Port Hope decidió regresar en búsqueda de su compañero, luego de un largo rato observándolo noté que no tenía rastros de sangre ni de cargar algún colmillo encima, por lo que tampoco habría podido ser el causante de todo esto.


     "Auxilioooo, ayudaaa" fueron los gritos que me despertaron luego de una agotadora madrugada y el relajante sonido de la cajita mágica, en seguida reconocí la voz de mi adorada, que por cierto olvidé contarte que esa hermosa druid que ves ahí era casi como mi hija humana, la había criado desde que tenía tan sólo ocho años, ya que sus padres la abandonaron en las orillas del río, pero en fin, tal fue mi desespero que no había terminado de despertar cuando ya estaba corriendo selva adentro buscándola, y fui tan feliz de ver que el explorador y el coleccionista habían llegado a salvarla de uno de los elefantes que buscaba desesperadamente un culpable. Tras la lucha, estaban a punto de matarlo, cuando la noble Makadamia impidió aquel acto atroz y le pidió al elefante que reuniera a sus compañeros y se marcharan, pues aquí en Tiquanda ya no estaba a quien buscaban.


     Como muestra de gratitud hice a Makadamia traerlos aquí a comer algo mientras esperaban que se disipara la enorme manada de Terrified Elephants, y fue entonces cuando decidí revelarme ante ellos, le pedí a Makadamia hacer dos Midnight Panther Dolls, aquellas pequeñas estatuillas que permiten a sus portadores entender el lenguaje felino y sólo alguien verdaderamente leal a nuestra selva será capaz de tener tan valioso privilegio. Por lo que escuché hace un rato, decidieron aliarse en búsqueda de nuevas aventuras que ofrece la Explorer Society, y es por eso que le pedí a Makadamia que te invocara con un hechizo, ya que el destino los trajo a mí para salvarla a ella y darme una lección de fé en los corazones humanos y por tanto has de ser su nueva compañera, como muestra de su perseverancia y mi esperanza en ellos, así como todo el bien que trajo su llegada, para que crezcas a su lado y los protejas en todas sus aventuras; y aquí, mi pequeña Xena comienza la tuya.


Autor: Poshy Elf

     Además entre las peculiaridades de Xena, le encantan los lugares tranquilos y el siguiente es uno de sus lugares favoritos en Tibia, su hogar. 




No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.