google.com, pub-3140468971226247, DIRECT, f08c47fec0942fa0

La Vida de Sancho (IX): Acción y reacción.

Mientras continuabamos con el asombro tras la caida de Ghaz, un hombre alto vestido con túnica negra de hechicero y un gorro puntiagudo de igual color se hizo notar al frente de su equipo. Su barba y cabello rojizo caían sobre sus ropas mientras que las arrugas en su rostro reflejaban varios años. 


Muchas gracias por la ayuda, señor. dijo uno de nuestros knight mientras se acercaba para estrecharle la mano. –Teniamos un buen rato tratando de.. el hombre pasó de él, ignorandolo del todo.


Alejense del cuerpo. exigió. 


Disculpe pero creo que.. Dos runas de muerte cayeron sobre él matandolo de inmediato. Nuestros rostros pasaron del asombro a la perplejidad. 


–¿Acaso no he hablado claro? Alejense del cuerpo, no lo volveré a repetir. 


El aura mágica que irradiaba el hechicero era oscura. No tuvimos mas opción que alejarnos del cuerpo y permitir que aquel hombre se acercase para recoger su recompensa. 


Pura basura. Nada interesante por aquí. Muy bien, nos vamos.. 


Dos de sus acompañantes se acercaron al hechicero con la chica peliroja tomada de los brazos por la fuerza. ¡Sueltenme imbéciles! gritaba mientras trataba de liberarse. 


¡Ohh, pero que agradable sorpresa! Miren a quien tenemos aquí. Cuanto tiempo sin verte, Yvette. Seguro estabas cazando al Ghazbaran por tu cuenta.. a quien no veo es a Viggo, ¿dónde está tu hermano? la cara de Yvette se ensombrecio y una pausa dejó espacio para la interpretación. Uhmm, entiendo. No pudiste protegerlo, ¿verdad? no me sorprende viviendo de ti. Bueno..


¡ÉL MURIÓ PROTEGIÉNDOME, ALGO QUE TU JAMÁS HAS HECHO POR MI! ¡NO PIENSO VOLVER, SUÉLTAME Y DEJAME EN PAZ! respondió Yvette con mucha ira. Un bofetada fue suficiente para silenciarla. 


Pero hija, ¿como dices eso de mi? Tu sabes que todo lo que hago es porque te amo a ti y a tu hermano. Eres una niña muy mal agradecida. 


Esto es lo que pienso de ti y tu maldito amor. dijo mientras le escupía el rostro. 


¡ERES UNA...! 


Tuve que interrumpir la frase al tomar al hechicero por el brazo y detener lo que probablemente sería un fuerte golpe. De inmediato los acompañantes del hombre desenvainaron sus armas y apuntaron hacia mi. Los de mi equipo también sacaron sus armas y se prepararon para atacar. Kristt se acercó con las manos en alto. 


¡BASTA! Detengan está locura. Sancho por favor, suéltalo. Ustedes bajen sus armas. Mi señor, le pido mil disculpas por la estupidez de mi amigo. Es un idiota y estoy seguro que no quiso entrometerse. el viejo dió vuelta y posó la vista sobre Kristt mientras sacudía sus ropas. 


Por fin alguien con un poco de sensatez. Veo que tú eres quien lidera a esta.. hizo una pausa leve mientras la mirada de desprecio recorría los rostros de los chicos. .. gentuza. 


Si, mi señor. Mi nombre es Kristt. haciendo una reverencia. 


Entonces Kristt, ¿te haces responsable por la insolencia de tus compañeros? 


Si señor, lo que usted necesite, estoy a sus ordenes. 


El hechicero hizo una señal con sus manos y tres bolts cruzaron la sala a toda velocidad impactando de lleno en el pecho de Kristt dejándolo sin vida de inmediato. Todos quedamos atónitos. Al ver el cuerpo de mi amigo sin vida en el piso recorrí con la mirada al resto de mis amigos hasta alcanzar a Yvette. Rostros de impotencia y horror fue lo que encontré al buscar la aprobación de ellos. Tomé mi espada con fuerza y me avalancé de inmediato contra el hechicero pero un hacha se cruzó en mi camino y detuvo el ataque. 


Si que eres tonto muchacho. ¡EXORI GRAN ICO! 


Eso fue lo último que escuche mientras veía como él mismo caballero que detuvo mi ataque agitaba su hacha con fuerza hacia mi. Cuando caí al suelo, ví como una gran llamarada de fuego surgió de la nada. Entonces, todo se volvió oscuro. 


- - - 


–¿Abuela?¿Hermano?¿Dónde están?¿Hay alguien en casa? –preguntaba Bastián desesperado luego de encontrar la puerta y el interior de la casa destruida. –¡ABUELA! –volvia a llamar pero sin éxito. Reviso en toda la casa pero no encontró a nadie así que salió a la parte trasera. Allí, tirada en el piso junto a un árbol, yacia el cuerpo de la abuela con una carta sobre su pecho. Entre lágrimas, Bastián la abrió y comenzó a leer. 


«Tardaste mucho en traer la medicina. Para no dejar a tu hermano solo durante tu ausencia decidimos llevarlo con nosotros.  Descuida, lo cuidaremos bien». 


Bastían rompió la carta lleno de ira, en sus ojos se veia como el odio opacaba la tristeza. "Cuidado con tus proximas acciones" recordó. Quería correr a Edron, sabía que La Alianza era la responsable y que tenian a su hermano en la Guild Hall. Quería matarlos uno a uno, destruirlos por completo. Con el mismo odio cavó una tumba para enterrar a su abuela. Debía calmarse y pensar con cautela. Todo esto no lo dejaba pensar con claridad así que luego de enterrarla se fue a lo que quedaba de su habitación para tratar de descansar. Volver a Thais me dará respuestas, debo prepararme y reponer energías. 


Continuará.

Publicar un comentario

0 Comentarios